Ejemplo de Comentario CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ejemplo de Comentario CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Mensaje  Admin el Mar Mayo 21, 2013 8:40 am

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había soñado que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna tierna, y por un instante fue feliz en el sueño, pero al despertar se sintió por completo salpicado de cagadas de pájaros. “Siempre soñaba con árboles”, me dijo Plácida Linero, su madre, evocando veintisiete años después los pormenores de aquel lunes ingrato. “La semana anterior había soñado que iba solo en un avión de papel de estaño que volaba sin tropezar por entre los almendros”, me dijo. Tenía una reputación muy bien ganada de intérprete certera de los sueños ajenos, siempre se lo contaran en ayunas, pero no había advertido ningún augurio aciago en esos dos sueños de su hijo, ni en los otros sueños con árboles que él le había contado en la mañanas que precedieron a su muerte. Tampoco Santiago Nasar reconoció el presagio. Había dormido poco y mal, sin quitarse la ropa, y despertó con el dolor de cabeza y con un sedimento de estribo de cobre en el paladar, y los interpretó como estragos naturales de la parranda de bodas que se había prolongado hasta después de la media noche. Más aún: las muchas personas que encontró desde que salió de su casa a las 6:05 hasta que fue destazado como un cerdo una hora después, lo recordaban un poco soñoliento pero de buen humor, y a todos les comentó de un modo casual que era un día muy hermoso

COMENTARIO CRÍTICO

Estamos ante un fragmento de la obra titulada Crónica de una muerte anunciada, cuyo autor fue Gabriel García Márquez, nacido en Colombia en 1928. Este escritor pertenece al grupo de narradores que impulsaron la narrativa hispanoamericana en los años sesenta y, sin duda, es la figura más representativa de lo que se ha venido a llamar “Realismo mágico”, alcanzó la fama en 1967 con la obra titulada Cien años de soledad y destacamos la obtención del premio Nobel de Literatura en 1982. Crónica de una muerte anunciada es una novela corta en la que se mezclan con mucho acierto elementos de la crónica periodística y de la novela policíaca. Se publicó en 1981 y basa su argumento en un suceso ocurrido durante la juventud del escritor. De este modo, la trama se nos plantea como una crónica real pero con un componente mágico y fantástico.


Nos encontramos concretamente en el primer capítulo de la obra que se corresponde con el inicio de la misma. El narrador nos cuenta cómo Santiago se levantó el día de su asesinato a las 5.30 de la mañana porque iba a recibir al obispo como todos sus vecinos, el cual llegaba al pueblo ese día. Físicamente no se encontraba muy bien, pero creyó que se debía a los estragos de la juerga que había tenido lugar el día anterior con motivo de la boda que se había celebrado. En este texto, también se alude a cómo el joven había dormido bastante mal y tuvo diferentes sueños y, aunque se los contó a su madre, Plácida Linero, no se le dio más importancia al tema.
Ahora bien, extrapolando este hecho a la actualidad, son varias las personas que creen en videntes y demás “profesionales” que se autodefinen como fieles intérpretes de los sueños ajenos y previsores del futuro de cualquier ser. Hoy en día, el mundo es dominado por lo racional y por los datos científicos, por lo que tienen menos cabida este tipo de actividades porque, al fin y al cabo, el azar (al igual que en esta obra) acaba formando una parte importante de nuestras vidas y, si fuera tan fácil predecir lo que a uno le sucederá mañana, ¿por qué siguen produciéndose grandes masacres, asesinatos, accidentes y demás catástrofes? El ser humano siempre sentido gran afán por dominar todo, pero está claro que hay determinadas partes de la vida humana que todavía siguen sin poderse predecir y que están directamente relacionadas con el destino y la casualidad. Gabriel García Márquez logra con esta obra atrapar al lector en una red de la que ya no escapará, y demuestra que la vida, en ocasiones, se sirve de tantas casualidades que hacen difícil convertirla en literatura. Su manera de escribir es tan peculiar que incluso logra inventar una tensión narrativa donde ya no hay argumento, pues desde el comienzo asistimos a la muerte del joven protagonista. No es de extrañar, por tanto, que esta obra fuera llevada al cine en 1987 y que su autor se haya convertido en unos de los escritores más admirados y valorados de la literatura contemporánea.

En cuanto al narrador del texto que nos atañe, es un cronista amigo del fallecido, el cual había vivido en el pueblo e intenta reconstruir los hechos para narrar la crónica de lo sucedido, convirtiendo el asesinato en algo personal sobre lo que debe investigar. Sin embargo, no podemos pasar por alto que en la totalidad de la obra, el punto de vista desde el que se narran los hechos es múltiple y cambiante, por lo que la figura del narrador como tal se nos presenta de manera compleja. Así, además de lo dicho anteriormente, también aparecen como narradores los propios personajes (protagonistas y testigos de lo ocurrido), los cuales se contradicen en lo que dicen y eso hace que la historia cobre en ciertos momentos un matiz de ambigüedad y duda, como por ejemplo en el hecho de quién fue el que deshonró a Ángela o el clima que aquel día hacía. La historia se desarrolla en un ambiente de pueblo costero, calmado, propio de aquellos lugares en los que no existe un gran desarrollo. Existe gran familiaridad entre los habitantes porque todos se conocen, lo cual también lleva a que el hecho aislado del crimen se convierta en un gran acontecimiento que cause nerviosismo y sospechas en el lugar.

La obra mezcla el estilo periodístico con tintes de realismo con el estilo mítico heredado del “Realismo mágico”. La prosa es densa y poética, incorporando incluso elementos metafóricos, lo cual hace que su lectura se vuelva compleja en determinados momentos. Ello lo observamos en:"Había dormido poco y mal, sin quitarse la ropa, y despertó con el dolor de cabeza y con un sedimento de estribo de cobre en el paladar […]". Existe una mezcla clara de registros lingüísticos y podemos observar tanto los vulgarismos propios de personajes humildes, como el lenguaje culto del periodista.
La manera de escribir de Gabriel García Márquez hace que en sus obras, aunque no sean estrictamente poéticas, aparezcan diferentes recursos que dan belleza al texto. Como ejemplos, vamos a destacar la personificación que aparece en la línea número seis, donde se habla de “lunes ingrato” (atribuyendo una característica propia de las personas a algo que es inerte), y la comparación que aparece en la línea dieciocho: […]fue destazado como un cerdo una hora después. Donde se alude a la manera en la que el protagonista fue asesinado.

En definitiva, Crónica de una muerte anunciada es una obra muy representativa del movimiento literario del Realismo mágico, que trata de muchos temas socio-culturales que dan pie a crítica, lo que convierte la obra en aún más llamativa. Su interés radica en sus innovaciones narrativas (suspense, crónica periodística) , en exponer los condicionantes que marcan la existencia del ser humano, y en la posible actuación del destino y las casualidades en la vida cotidiana.


Admin
Admin

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 23/09/2009

Ver perfil de usuario http://apuntes-safau.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.