Delibes:CINCO HORAS CON MARIO

Ir abajo

Delibes:CINCO HORAS CON MARIO

Mensaje  Admin el Sáb Abr 10, 2010 5:58 pm

¡Qué hermosa eres, amada mía, qué hermosa eres! Tus ojos son palomas, y perdóname que insista, Mario, que a lo mejor me pongo inclusive pesada, pero no es una bagatela eso, que para mí, la declaración de amor, fundamental, imprescindible, fíjate, por más que tú vengas con que son tonterías. Pues no lo son, no son tonterías, ya ves tú, que, te pones a ver, y el noviazgo es el paso más importante en la vida de un hombre y de una mujer, que no es hablar por hablar, y, lógicamente, ese paso debe de ser solemne, e, inclusive, si me apuras, ajustado a unas palabras rituales, acuérdate de lo que decía la pobre mamá, que en paz descanse. Por eso, por mucho que él la defienda, y por voces que dé, no me seduce la fórmula de Armando de salir cuatro tardes juntos y retenerle un buen rato la mano para considerarse comprometidos. Eso será un compromiso tácito si quieres, pero si me preguntaran a mí, no me mordería la lengua, te lo aseguro, que yo me mantendría en mis trece, Esther y Armando se han casado prácticamente sin ser novios antes, de golpe y porrazo, tal como suena, cosa que, bien mirado, ni moral me parece. Es lo mismo que si un hombre pretendiera ser marido de una mujer por ponerle la mano encima, equilicual, que el matrimonio será un Sacramento y todo lo que tú quieras, pero el noviazgo, cariño, es la puerta de ese Sacramento, que no es una nadería, y hay también que formalizarlo, que ya sé que fórmulas hay muchísimas, montones, qué me vas a decir a mí, desde el ?te quiero? al ?me gustaría que fueses la madre de mis hijos? con todo lo cursi que sea, figúrate, de sorche y de criada, pero, a pesar de todo es una fórmula, y, como tal, me vale.

Miguel Delibes, Cinco horas con Mario

Características lingüísticas y literarias del texto

Cinco horas con Mario es una de las novelas más importantes de Miguel Delibes, escritor español contemporáneo, cuya larga vida e importante obra ha pasado por todos los movimientos literarios de la segunda mitad del siglo XX. Es una obra de la década de los 60 y, como veremos a continuación, utiliza algunas de las técnicas renovadoras características de este momento.

El núcleo central de la novela lo constituye el monólogo de Carmen con el cadáver de su marido, Mario, durante las cinco horas, en las que, a solas con él, reflexiona sobre su vida en común. A través de sus recuerdos, no solo aflora su insatisfactoria relación conyugal, sino que la vida española durante el franquismo se ve reflejada en la novela.
El fragmento propuesto es el inicio de un capítulo, todos comienzan con una cita bíblica. Lo primero que llama la atención es el cambio de tipografía en las primeras líneas, cursiva en el versículo de El cantar de los cantares y normal en el resto. Este cambio corresponde a un cambio de registro lingüístico, literario y culto en la cita con y coloquial e incluso vulgar en el resto: me pongo inclusive pesada; sorche etc.

Una de las características de la novela es el intento de reproducir el lenguaje de la pequeña burguesía de la época, con modismos como de golpe y porrazo; me mantendría en mis trece, los prejuicios de esa clase: de sorche y de criada, y sus valores: el matrimonio será un Sacramento; la madre de mis hijos, aparecen representados ampliamente en el habla de la protagonista.

Al querer representar la lengua oral son frecuentes los vocativos, Mario, los imperativos: fíjate; figúrate,
pero lo mas característico de esta novela y por tanto del fragmento es la utilización constante del monologo interior. Se trata de una innovadora técnica literaria que trata de reproducir en el texto los mecanismos del pensamiento, para revelar lo más íntimo del personaje, sus sentimientos ocultos, sus deseos reprimidos. En el fragmento, mediante esta técnica, Carmen reprocha a su marido, después de muchos años de matrimonio, que no se le declarase siguiendo las normas de lo que ella entiende por un amor romántico, al mismo tiempo que revela su antipatía por los personajes de Esther y Armando, sus prejuicios pequeño burgueses, la importancia que su madre ha tenido en su vida etc.

Para lograr esta especie de flujo de conciencia se utilizan largas oraciones que se mueven de un pensamiento hacia otro. Todo el texto está constituido por cinco oraciones, siendo especialmente larga la última. En algunas ocasiones se evita utilizar determinados signos de puntuación para no romper el flujo de ideas, en la novela no se utiliza el punto y aparte, el que no haya sin separaciones en blanco representa el lento fluir del pensamiento. Otro procedimiento es utilizar una sintaxis incompleta, porque se pasa de una idea a otra con interrupciones repentinas: acuérdate de lo que decía la pobre mamá, que en paz descanse, se omiten verbos y elementos conectores equilicual, que el matrimonio será un Sacramento.
Modismos: Frase hecha característica de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman.

Admin
Admin

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 23/09/2009

Ver perfil de usuario http://apuntes-safau.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.