A.Machado.De Soledades a Campos de Castilla

Ir abajo

A.Machado.De Soledades a Campos de Castilla

Mensaje  Admin el Sáb Mayo 01, 2010 6:06 pm

ANTONIO MACHADO
(Otra lectura recomendada)


Para cnocer mejor a A. Machdo pincha aquí http://jaserrano.nom.es/Machado/

Soledades. Galerías. Otros Poemas.

Proceso de Creación.-
El proceso de creación del primer libro de poemas de Antonio Machado fue bastante complejo, ya que lo que conocemos en la actualidad como Soledades. Galerías. Otros Poemas se fue escribiendo a lo largo de bastantes años, en los cuales el autor añadió, eliminó y reformó poemas. Las fechas principales de esa complicada elaboración son:
1903: Aparece su primer poemario con el título de Soledades.
1907: Antonio Machado refunde la versión anterior, añadiendo poemas y suprimiendo otros.
1917: Publica la primera edición de sus Poesías Completas, cuya primera parte serán los poemas de Soledades, de nuevo refundidos.
1919: Versión definitiva con el título de Soledades. Galerías. Otros Poemas.
En estos poemas de su primera época, Machado parte de un planteamiento lírico sentimental en el que utiliza abundantes recursos característicos del Modernismo Canónico y, por tanto, del esteticismo propio de esa fase del movimiento:
La escenografía de muchos poemas (Ver Fue una clara tarde...) marcada por la ambientación en parques, atardeceres, jardines solitarios adornados con fuentes en las que el agua se estanca...
Usa acuñaciones verbales propias del Modernismo: "flamígero horizonte", "crepúsculo fulgente", "cielo lactescente", etc...
En el terreno de la métrica destacan, por un lado, la preferencia por la rima consonante y por el verso largo (dodecasílabos y alejandrinos), y por otra parte encontramos algunos experimentos con la métrica acentual (Ver los últimos versos del poema Preludio).
También es característico de estos primeros poemas el empleo de recursos fónicos de todo tipo, como las aliteraciones y paranomasias. Estos recursos son muy típicos del Modernismo ya que sirven para comunicar valores auditivos mediante la palabra.
Construcciones de sinestesias, mediante las cuales pretende expresar valores sensoriales (visuales y olfativos, principalmente).
Por lo que se refiere al léxico, caracteriza estos primeros poemas la abundancia de adjetivación, sobre todo de tipo sensorial.
Machado, por tanto, parte de un planteamiento poético muy cercano al Modernismo, pero poco a poco irá abandonando ese esteticismo modernista. Esta intención es, precisamente, la que explica la composición compleja de este primer libro suyo.

Temas.-El tema casi exclusivo y obsesivo de Soledades es la muerte. Con ella se relacionarán de una u otra manera los demás motivos temáticos predominantes en el libro:
El paso del Tiempo y el discurrir de la vida (ver He andado muchos caminos y Daba el reloj las doce...).
La tristeza, la melancolía por lo perdido (ver Recuerdo infantil y La plaza y los naranjos encendidos).
La angustia de vivir (ver Eran ayer mis dolores...).
La sensación de Soledad, el amor, o, mejor, la ausencia del amor y el deseo de tenerlo (ver Yo voy soñando caminos y Amada, el aura dice).
El aburrimiento, la monotonía y el hastío de vivir (ver Hastío).
La realidad y el deseo (ver Desgarrada la nube).
El problema de Dios (ver Anoche cuando dormía).
Como se puede apreciar, la poesía primera de Machado encaja perfectamente con uno de los problemas fundamentales de la literatura del siglo XX: lo existencial y lo religioso. En última instancia, el autor expresa en sus poemas el sinsentido de la vida y la búsqueda de una justificación para la existencia humana.
Aparte de los temas anteriores, hay en Soledades otro bloque temático importante. Lo encontraremos en aquellos poemas que reflexionan sobre la función del poeta (otra preocupación muy propia de la literatura contemporánea), sobre la creación literaria (ver Desnuda está la tierra, Leyendo un claro día, La noria).

Los símbolos.-
"Dale doble luz a tu verso:
para que sea leído de frente
y al sesgo"
Siguiendo la tradición simbolista que le llega a través del Modernismo, Machado empleará en sus poemas como recurso primordial la técnica de aludir a las realidades que le interesan (la muerte, el tiempo, la soledad, etc...) mediante evocaciones de objetos, ideas o sensaciones. Eso son los símbolos. El problema que presentarán estos símbolos machadianos es que se prestarán a diferentes lecturas, a diferentes interpretaciones. A modo de guía (esto no es una ciencia exacta), te propongo un listado de motivos temáticos y de los símbolos con los que habitualmente alude Machado a ellos:
El paso del tiempo:

La infancia.

El reloj.

La tarde.

El paso de las estaciones.

El agua (cuando fluye).

Los caminos.

Las galerías.
La monotonía:

La noria.

El mundo infantil.
La muerte:

Las campanas y campanarios.

Los cementerios.

Los cipreses.

El agua (cuando está estancada o parada: lagos, charcas, mar).
La vida:

Sueño.

Camino.

Los ríos.

Agua (cuando brota).
La poesía y los poetas:

Abejas (los poetas).

Colmenas.

Miel (el poema).


Campos de Castilla


Proceso de creación.-
Como sucede en el libro anterior, Campos de Castilla no es un libro que se cierre en un año determinado, sino que se compone a lo largo de un dilatado tiempo. Las fechas principales del proceso de creación del libro son las que siguen:

1912: Primera edición del libro. Se publica antes de la muerte de Leonor y no incluye el grueso de poemas dedicados a la enfermedad y muerte de la esposa. En esta primera edición destaca el largo poema La tierra de Alvargonzález, donde se manifiesta claramente el cambio de actitud respecto al libro anterior.

1917: Aparece una nueva edición del libro en la que incluye bastantes poemas escritos ya desde Baeza.

1928: En la edición de las Poesías Completas reordena el libro en introduce algunos poemas y cambios.
Con lo vista anteriormente y teniendo en cuenta los importantes cambios vitales sufridos por Antonio Machado en estos años llegamos a la conclusión de que Campos de Castilla no es un libro uniforme porque encierra bastantes variables:

Diferencias cronológicas en la redacción de los poemas, escritos entre 1911 y 1917.

La muerte de Leonor, que introduce en la poesía de Machado la experiencia directa de la muerte.

El regreso a su Andalucía natal, que produce un cambio en la escenografía de los poemas, en el paisaje, tan importante en sus poemas.
Todas estas variantes explican las aparentes diferencias entre los poemas que componen el libro; pero son diferencias de tono, porque en la esencia Antonio Machado seguirá escribiendo sobre las mismas cosas: la muerte, la nostalgia, la melancolía, la angustia de vivir...

Cambio de rumbo.-
Sin lugar a dudas existen diferencias entre Soledades y Campos de Castilla. Veámoslas en un cuadro:
Soledades / Campos de Castilla
YO NOSOTROS
Abundan los adornos formales Escasez de adornos técnicos
[i]Métrica modernista Métrica más sencilla
Tema: la muerte Temas: la muerte, España, la existencia
Vagamente patriótico Patriótico
Tiempo no histórico Tiempo histórico
[i]Descripción de paisajes imaginados[/Interpretación de paisajes reales

Teniendo en cuenta esas variaciones, algunos críticos literarios han hablado de la existencia de una enorme diferencia entre el libro Soledades y Campos de Castilla, pero más que cambio radical, que ruptura con lo anterior, es evolución o cambio de rumbo en su obra poética, ya que el tema central de sus poemas seguirá siendo el mismo de Soledades: la muerte:

Castilla -centro de interés de buena parte del libro- vive de un pasado ya muerto.

La guerra, la muerte y la violencia son determinantes en la historia del pueblo castellano (ver el poema Por tierras de España).


La muerte de Leonor (ver los poemas dedicados a la enfermedad y muerte de Leonor)


Los amigos muertos (ver el elogio a Don Francisco Giner de los Ríos)

La verdadera diferencia que existe entre los dos primeros libros de Machado es simplemente de personas poéticas. Consiste en lo que se ha dado en llamar paso del YO al NOSOTROS. Antonio Machado encuentra en Campos de Castilla alguien (Leonor o su recuerdo) o algo (Castilla y lo castellano) hacia quien dirigir sus poemas. La soledad del libro anterior ya no es tan absoluta.

Temas del libro.-Los poemas de este libro podemos agruparlos en dos grandes bloques según los temas de que se ocupan:
1. El problema de España.-

El paisaje de Castilla como símbolo de España. Este paisaje castellano será contemplado de dos formas diferentes. En un primer momento de una manera objetiva, describiendo su dureza, su sequedad, su fealdad (ver A orillas del Duero). En un segundo momento, Machado contemplará el paisaje de Castilla de una forma subjetiva, expresando lo que supone para él, no lo que es (ver Orillas del Duero).


Las gentes de Castilla y de España (ver Por tierras de España, Del pasado efímero y La tierra de Alvargonzález).


La denuncia política (ver Una España joven).

2. El problema existencial.-

El amor y la muerte de Leonor (debes leer todos los poemas dedicados a Leonor en Campos de Castilla).


La religión (ver El dios ibero y La saeta).


Lo proverbial: muchos poemas del libro encierran un proverbio o un pequeño pensamiento sobre temas variados: política, religión, literatura, autobiográficos, etc... (ver los Proverbios y Cantares).

Nuevas Canciones
En el año 1924 Antonio Machado publicará su último libro de poemas independiente. En esta época el autor ha abandonado el gusta por la poesía y prefiere otros medios de expresión: el teatro, la prosa, los textos de corte filosófico.
Los poemas de este libro se caracterizan técnicamente por la influencia de la lírica popular: breves, esenciales, métrica de verso corto y rima asonante, sencillez lingüística general.
En lo referente a los temas destacará la aparición de un nuevo personaje femenino, Guiomar, y con ella de nuevo el tema amoroso, aunque el recuerdo de la esposa muerta seguirá siendo importante en el libro.

Últimos poemas
Los últimos poemas de Machado no aparecerán formando parte de un libro unitario, sino dentro de otras obras. El tono es continuador del camino abierto en Nuevas Canciones.
Destacan en estos últimos poemas los dedicados a Guiomar y algunas poesías de guerra.

Temas recurrentes en la poesía machadiana
Según Carlos Bousoño, el tema fundamental y general de la obra poética de Antonio Machado es
"la temporalidad del mundo y del hombre",
ya que esta puede explicar de alguna manera los temas particulares de cada uno de sus libros:
a. La angustia provocada por la contemplación del discurrir temporal que nos lleva a la muerte.
b. El problema de la existencia de Dios y del sentido de la vida humana.
c. La implicación del hombre en los asuntos de SU tiempo: lo social, lo político y lo amoroso.
Veamos ahora algunos de los temas más detenidamente.

El problema existencial.-
El conjunto de temas del paso del tiempo que conduce a la muerte marca toda la obra poética de Antonio Machado. De esa idea, como ya hemos visto, parten la mayoría de sus símbolos y motivos temáticos.
La presencia de la muerte será, por tanto, obsesiva en sus poemas, hasta el punto de que la propia vida se ve como una amenaza, puesto que encierra la muerte como consecuencia inevitable. Esto explica el tono de tristeza, angustia y melancolía que tiñe la literatura de Machado.
De cualquier forma, la visión de la muerte es diferente en sus libros. En Soledades, la muerte no es todavía una experiencia real, sino que es una "experiencia aprendida en los libros", como dice Ricardo Gullón en Una poética para Antonio Machado. La expresión de la muerte en Soledades continúa y se ciñe estrictamente al tratamiento de ese tema a lo largo de la historia, siendo la referencia fundamental Jorge Manrique y sus Coplas por la muerte de su padre:
"Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar
que es el morir"
En Campos de Castilla, en cambio, el tratamiento de la muerte es más personal, más original, porque ahí sí encontramos una muerte realmente vivida. Machado ha sentido en carne propia la muerte (paisaje castellano, historia de Castilla y, sobre todo, muerte de Leonor) y ya no necesita seguir a los modelos literarios del tema.
Relacionado con este tema de la muerte encontramos otros, como es el caso del problema de Dios y de la religión. La actitud de Machado ante Dios es similar a la de Unamuno (recordad la figura de Manuel Bueno en San Manuel Bueno, mártir): constante lucha consigo mismo, lucha entre la imposibilidad de creer y el deseo, la necesidad, de creer para dotar de sentido a la vida. Un verso del autor creo que puede resumir su actitud:
"Siempre buscando a Dios entre la niebla"
Este deseo de encontrar a Dios para justificar la existencia humana explicará también su posición ante la religión y los ritos. Machado creerá en una religión de la vida, que de sentido a la vida; creerá, por tanto, en la religión de Cristo resucitado, no en la del Cristo muerto en la cruz (ver La saeta)

El amor y la mujer.-El sentimiento amoroso no aparece con claridad en sus poemas, porque Machado lo usa siempre en función o en relación con otras preocupaciones que le interesan más (melancolía, fluir del tiempo, tristeza, soledad, etc...).
La mujer en los poemas de Machado presenta tres tratamientos diferentes que corresponden con tres momentos distintos de su trayectoria poética:

1. Mujer abstracta.-
Aparece en Soledades. La mujer no es real, es una aparición o un deseo que nunca llega realizarse (ver los poemas Amada, el aura dice... y Yo voy soñando caminos, entre otros).
La mujer aparece en estos poemas como símbolo del estado de angustia y soledad del que nunca ha conocido el amor.
2. Mujer concreta: Leonor.-
A partir de Campos de Castilla encontramos en sus poemas una mujer concreta. Ya no es una aparición o un deseo. Pero Machado no usará la figura de su esposa como objeto amoroso, sino como excusa para reflexionar sobre el dolor, el tiempo y la muerte o la esperanza de una posible resurrección que justificara la vida humana (todos los poemas dedicados a Leonor en Campos de Castilla están en esta línea).
3. Mujer concreta: Guiomar.-
La figura literaria de Guiomar está inspirada en Pilar Valderrama, mujer con la que mantuvo Machado una relación sentimental en sus últimos años. Poemas dedicados a Guiomar aparecerán a partir de Nuevas Canciones, y en ellos sí aparecerá por primera vez en la obra de Machado un verdadero sentimiento amoroso. En estos versos aparecen las únicas notas eróticas de la literatura machadiana.
En cualquier caso, la presentación de esta relación amorosa es bastante literaria y poco real, ya que nos presenta a Guiomar como una diosa, a él mismo como su trovador, y a la experiencia amorosa como una "dulce herida". Este planteamiento entra de lleno en el tópico de la literatura amorosa provenzal.

El tema de España.-
En el tratamiento de este tema podemos señalar tres momentos distintos en su poesía:
1. Lamento por la decadencia de España. Aparece aquí una visión muy negativa de Castilla (como símbolo de España), de su paisaje, de su historia y de sus gentes. Es la "Castilla de la Muerte", marcada por la violencia, por la envidia, por la soberbia (Ver los poemas Por tierras de España, La tierra de Alvargonzález y El dios ibero).
Las gentes que pueblan esta "Castilla de la muerte" son todos ellos personajes negativos:

El hombre malo del campo y de la aldea.

El loco.

El criminal.

El blasfemo.

Los parricidas.

El incendiario. Etc...
2. En un segundo momento, la visión negativa anterior se transforma en ternura y comprensión. Machado ha descubierto el paisaje y lo ha llegado a amar profundamente. Ahora nos ofrece en sus poemas una visión muy subjetiva de Castilla y lo castellano, en la que funcionará asociada a valores positivos.
3. Una tercera perspectiva del problema de España la encontraremos en la manifestación de la esperanza en el futuro, en las nuevas generaciones que se opondrán a la "España de la Muerte". Se trata del motivo de las dos Españas que tanto éxito ha tenido después:
Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo, te guarde Dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

Recursos técnicos predominantes
Antonio Machado somete desde sus inicios poéticos su estilo a un proceso de depuración en busca de la esencialidad, hecho que explica que partiendo del Modernismo Canónico esteticista llegue a una poesía sencilla, breve y concisa.
Algunos de los recursos técnicos más corrientes en sus poemas pueden ser los que siguen:

Los símbolos. Empleará dos tipos: los monosémicos (encierran un solo significado) y los disémicos, que serán los más característicos de sus poemas (aquellos que poseen varias significaciones).

Alusión a un objeto por algunas de sus características: "¡El muro blanco y el ciprés erguido!" (cementerio, muerte).

Muchos poemas adoptan disposición dialogada, bien con personas, con objetos, con elementos de la naturaleza o consigo mismo.

Suele comenzar sus poemas situándolos en un tiempo determinado.

Es corriente que termine con una exclamación o epifonema.

La superposición de tiempos (pasado y presente) es corriente en su obra, así como la superposición de lugares (Soria y Baeza, por ejemplo).

Suele usar mucho el estilo nominal (ausencia de verbos), sobre todo, como es lógico, cuando describe el paisaje.

Admin
Admin

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 23/09/2009

Ver perfil de usuario http://apuntes-safau.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.