Textos de BODAS DE SANGRE.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Textos de BODAS DE SANGRE.

Mensaje  Admin el Jue Jun 02, 2011 11:22 am

BODAS DE SANGRE. FEDERICO GARCÍA LORCA.
TEXTO 1.

ACTO I . CUADRO PRIMERO.

Habitación pintada de amarillo.

NOVIO.- (Entrando.) Madre.
MADRE.- ¿Qué?
NOVIO.- Me voy.
MADRE.- ¿Adónde?
NOVIO.- A la viña. (Va a salir.)
MADRE.- Espera.
NOVIO.- ¿Quiere algo?
MADRE.- Hijo, el almuerzo.
NOVIO.- Déjelo. Comeré uvas. Déme la navaja.
MADRE.- ¿Para qué?
NOVIO.- (Riendo.) Para cortarlas.
MADRE.- (Entre dientes y buscándola.) La navaja, la navaja. .. Malditas sean todas y el bribón que las inventó.
NOVIO.- Vamos a otro asunto.
MADRE.- Y las escopetas y las pistolas y el cuchillo más pequeño, y hasta las azadas y los bieldos de la era.
NOVIO.- Bueno.
MADRE.-Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre. Un hombre hermoso, con su flor en la boca, que sale a las viñas o va a sus olivos propios, porque son de él, heredados...
NOVIO.- (Bajando la cabeza) Calle usted.
MADRE.-... y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé cómo te atreves a llevar una navaja en tu cuerpo, ni cómo yo dejo a la serpiente dentro del arcón.
NOVIO.- ¿Está bueno ya?
MADRE.- Cien años que yo viviera, no hablaría de otra cosa. Primero tu padre; que me olía a clavel y lo disfruté tres años escasos. Luego tu hermano. ¿Y es justo y puede ser que una cosa pequeña como una pistola o una navaja pueda acabar con un hombre, que es un toro? No callaría nunca. Pasan los meses y la desesperación me pica en los ojos y hasta en las puntas del pelo.
NOVIO.- (Fuerte.) ¿Vamos a acabar?
MADRE.- No. No vamos a acabar. ¿Me puede alguien traer a tu padre? ¿Y a tu hermano? Y luego el presidio. ¿Qué es el presidio? ¡Allí comen, allí fuman, allí tocan los instrumentos! Mis muertos llenos de hierba, sin hablar, hechos polvo; dos hombres que eran dos geranios. ..Los matadores, en presidio, frescos, viendo los montes. ..
NOVIO.- ¿Es que quiere usted que los mate?
MADRE.- No. ..Si hablo es porque. ..¿Cómo no voy a hablar viéndote salir por esa puerta? Es que no me gusta que lleves navaja. Es que... que no quisiera que salieras al campo.
NOVIO.- (Riendo.) ¡Vamos!
MADRE.- Que me gustaría que fueras una mujer. No te irías al arroyo ahora y bordaríamos las dos cenefas y perritos de lana.


TEXTO 2 (Sugerencias para el comentario, al final.)

ACTO III. CUADRO PRIMERO.
(Salen. Por la claridad de la izquierda aparece la LUNA. La LUNA es un leñador joven, con la cara blanca. La escena adquiere un vivo resplandor azul.)

LUNA. -Cisne redondo en el río,
ojo de las catedrales,
alba fingida en las hojas
soy; ¡no podrán escaparse!
¿Quién se oculta? ¿Quién solloza
por la maleza del valle?
La luna deja un cuchillo
abandonado en el aire,
que siendo acecho de plomo
quiere ser dolor de sangre.
¡Dejadme entrar! ¡Vengo helada
por paredes y cristales!
¡Abrid tejados y pechos
donde pueda calentarme!
¡Tengo frío! Mis cenizas
de soñolientos metales
buscan la cresta del fuego
por los montes y las calles.
Pero me lleva la nieve
sobre su espalda de jaspe,
y me anega, dura y fría,
el agua de los estanques.
Pues esta noche tendrán
mis mejillas roja sangre,
y los juncos agrupados
en los anchos pies del aire.
¡No haya sombra ni emboscada,
que no puedan escaparse!
¡Que quiero entrar en un pecho
para poder calentarme!
¡Un corazón para mí!
¡Caliente!, que se derrame
por los montes de mi pecho;
dejadme entrar, ¡ay, dejadme!

(A las ramas.)
No quiero sombras. Mis rayos
han de entrar en todas partes,
y haya en los troncos oscuros
un rumor de claridades,
para que esta noche tengan
mis mejillas dulce sangre,
y los juncos agrupados
en los anchos pies del aire.
¿Quién se oculta? ¡Afuera digo!
¡No! ¡No podrán escaparse!
Yo haré lucir al caballo
una fiebre de diamante.

(Desaparece entre los troncos y vuelve la escena a su luz oscura. Sale una anciana totalmente
cubierta por tenues paños verdeoscuros. Lleva los pies descalzos. Apenas sí se le verá el rostro entre los pliegues. Este personaje no figura en el reparto.)

MENDIGA. - Esa luna se va, y ellos se acercan.
De aquí no pasan. El rumor del río
apagará con el rumor de troncos
el desgarrado vuelo de los gritos.
Aquí ha de ser, y pronto. Estoy cansada.
Abren los cofres, y los blancos hilos
aguardan por el suelo de la alcoba
cuerpos pesados con el cuello herido.
No se despierte un pájaro y la brisa,
recogiendo en su falda los gemidos,
huya con ellos por las negras copas
o los entierre por el blanco limo.
¡Esa luna, esa luna!

(Impaciente.)
¡Esa luna, esa luna!

(Aparece la LUNA. Vuelve la luz intensa.)
LUNA. - Ya se acercan.
Unos por la cañada y otros por el río.
Voy a alumbrar las piedras. ¿Qué necesitas?
MENDIGA. - Nada.
LUNA. - El aire va llegando duro, con doble filo.
MENDIGA. - Ilumina el chaleco y aparta los botones,
que después las navajas ya saben el camino.
LUNA. - Pero que tarden mucho en morir. Que la sangre
me ponga entre los dedos su delicado silbo.
¡Mira que ya mis valles de ceniza despiertan
en ansia de esta fuente de chorro estremecido!
MENDIGA. - No dejemos que pasen el arroyo. ¡Silencio!
LUNA. - ¡Allí vienen! (Se va. Queda la escena a oscuras.)
MENDIGA. - ¡De prisa! Mucha luz. ¿Me has oído? ¡No pueden escaparse!

TEXTO 3
ACTO III. CUADRO PRIMERO.
LEONARDO: ¡Calla!
NOVIA: Desde aquí yo me iré sola.
¡Vete! ¡Quiero que te vuelvas!
LEONARDO: ¡Calla, digo!
NOVIA: Con los dientes,
con las manos, como puedas.
quita de mi cuello honrado
el metal de esta cadena,
dejándome arrinconada
allá en mi casa de tierra.
Y si no quieres matarme
como a víbora pequeña,
pon en mis manos de novia
el cañón de la escopeta.
¡Ay, qué lamento, qué fuego
me sube por la cabeza!
¡Qué vidrios se me clavan en la lengua
LEONARDO: Ya dimos el paso; ¡calla! porque nos persiguen cerca y te he de llevar conmigo.
NOVIA: ¡Pero ha de ser a la fuerza!
LEONARDO: ¿A la fuerza? ¿Quién bajó primero las escaleras?
NOVIA: Yo las bajé.
LEONARDO: ¿Quién le puso
al caballo bridas nuevas?
NOVIA: Yo misma. Verdad.
LEONARDO: ¿Y qué manos
me calzaron las espuelas?
NOVIA: Estas manos que son tuyas,
pero que al verte quisieran
quebrar las ramas azules
y el murmullo de tus venas.
¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Aparta!
Que si matarte pudiera,
te pondría una mortaja
con los filos de violetas.
¡Ay, qué lamento, qué fuego
me sube por la cabeza!
LEONARDO: ¡Qué vidrios se me clavan en la lengua!
Porque yo quise olvidar
y puse un muro de piedra
entre tu casa y la mía.
Es verdad. ¿No lo recuerdas?
Y cuando te vi de lejos
me eché en los ojos arena.
Pero montaba a caballo
y el caballo iba a tu puerta.
Con alfileres de plata
mi sangre se puso negra,
y el sueño me fue llenando
las carnes de mala hierba.
Que yo no tengo la culpa,
que la culpa es de la tierra
y de ese olor que te sale
de los pechos y las trenzas.
TEXTO 4
ACTO III. CUADRO ÚLTIMO.
(Aparece la novia. Viene sin azahar y con un manto negro.)
VECINA. – (Viendo a la NOVIA, con rabia.) ¿Dónde vas?
NOVIA. – Aquí vengo.
MADRE. – (A la VECINA.) ¿Quién es?
VECINA. – ¿No la reconoces?
MADRE. – Por eso pregunto quién es. Porque tengo que reconocerla, para no clavarla mis dientes en el cuello. ¡Víbora! (Se dirige hacia la NOVIA con ademán fulminante; se detiene. A la VECINA.) ¿La ves? Está ahí, y está llorando, y yo quieta, sin arrancarle los ojos. No me entiendo. ¿Será que yo no quería a mi hijo? Pero, ¿y su honra? ¿Dónde está su honra? (Golpea a la NOVIA. Ésta cae al suelo.)
VECINA. – ¡Por Dios! (Trata de separarlas.)
NOVIA. – (A la VECINA.) Déjala; he venido para que me mate y que me lleven con ellos. (A la MADRE.) Pero no con las manos; con garfios de alambre, con una hoz, y con fuerza, hasta que se rompa en mis huesos. ¡Déjala! Que quiero que sepa que yo soy limpia, que estaré loca, pero que me puedan enterrar sin que ningún hombre se haya mirado en la blancura de mis pechos.
MADRE. – Calla, calla; ¿qué me importa eso a mí?
NOVIA. – ¡Porque yo me fui con el otro, me fui! (Con angustia.) Tú también te hubieras ido. Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera, y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes. Y yo corría con tu hijo que era como un niñito de agua, frío, y el otro me mandaba cientos de pájaros que me impedían el andar y que dejaban escarcha sobre mis heridas de pobre mujer marchita, de muchacha acariciada por el fuego. Yo no quería, ¡óyelo bien!; yo no quería. ¡Tu hijo era mi fin y yo no lo he engañado, pero el brazo del otro me arrastró como un golpe de mar, como la cabezada de un mulo, y me hubiera arrastrado siempre, siempre, aunque hubiera sido vieja y todos los hijos de tu hijo me hubiesen agarrado de los cabellos! (Entra una VECINA.)
MADRE. – Ella no tiene culpa, ¡ni yo! (Sarcástica.) ¿Quién la tiene, pues? ¡Floja, delicada, mujer de mal dormir es quien tira una corona de azahar para buscar un pedazo de cama calentado por otra mujer!




TEXTO 2. SUGERENCIAS PARA EL COMENTARIO.
a. La LUNA aparece en la primera acotación representada por un leñador. La imagen del leñador (probablemente con un hacha) es importante para entender el fragmento. Después de leerlo ¿qué asociación puedes establecer entre el papel de la luna en esta escena y la figura del leñador? El leñador corta árboles, ¿qué corta la LUNA?
b. Fíjate en la primera intervención de la LUNA; repite insistentemente una idea (que seguirá presente en su intercambio con la MENDIGA): no podrán escaparse (verso 4) / No haya sombra ni emboscada, que no puedan escaparse (versos 27 y 28) / ¡No! ¡No podrán escaparse! (verso 44). ¿A quién se están refiriendo?
c. En la primera intervención de la LUNA hay varias imágenes que aluden al frio y al metal (acecho de plomo, vengo helada, cristales, metales, nieve, dura y fría, estanques). ¿Qué sensación te dejan estas imágenes? ¿Con qué idea crees que pueden estar asociadas?
d. Con el verso Esta noche tendrán / mis mejillas roja sangre la LUNA está aludiendo a un deseo que desarrolla en los versos siguientes. ¿Cuál crees que es ese deseo? Lee de nuevo esa parte y trata de valorar la fuerza y la originalidad de las metáforas lorquianas: ¿qué sensación te deja su lectura?
e. Después de la lectura de esta parte: ¿A quién crees que representa la LUNA? Recuerda la función que esta tiene en otras obras de Lorca como el "Romance de la luna, luna» cuyo final decía Por el cielo va la luna, con un niño de la mano.
f. En los versos 35-46, la LUNA se dirige a las ramas de los árboles: ¿Qué les pide y para qué?
g. La presentación de la MENDIGA (una anciana, cubierta de paños y descalza) que te sugiere en el contexto de esta escena? Piensa que por su intervención (versos 47-60) sabemos que tiene las mismas intenciones que la LUNA y que la reclama cuando desaparece detrás de las ramas. ¿Para qué crees que la necesita? La respuesta la encontrarás en la conversación entre ambas.
h. La LUNA dice en un momento determinado: El aire va llegando duro, con doble filo (verso 65). ¿Qué te sugiere ese doble filo? ¿Qué hecho del desenlace puede estar adelantando? Estas anticipaciones son frecuentes en Bodas de sangre, ¿qué crees que aportan?
i. La idea del fatalismo es una constante en la obra de Lorca. Valora, desde esta perspectiva las palabras de la MENDIGA las navajas ya saben el camino (verso 67) y relaciónalas con el cuchillo abandonado en el aire (versos 7/Cool y con el siguiente fragmento:
LUNA: (…) ¿Qué necesitas?
MENDIGA: Nada.

j. Piensa en el final de Bodas de sangre (que se adelanta en este fragmento): ¿Por qué crees que se castiga a Leonardo y a la novia? ¿Crees que es justo el castigo? Piensa en los prejuicios vigentes en la sociedad andaluza de la época.

k. Compara la historia trágica de los protagonistas con alguna otra que conozcas y piensa si el final de esos personajes sería el mismo, si viviesen en la sociedad actual. ¿Qué cuestiones han cambiado en la sociedad actual?


Admin
Admin

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 23/09/2009

Ver perfil de usuario http://apuntes-safau.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.